Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

domingo, 29 de enero de 2012

NUESTRA COMENSAL




Cada vez que mandamos a alguien a la silla eléctrica
es obvio que hay muchedumbres que desaparecen
y golpean a las puertas de nuestros sueños y en las etiquetas
absurdas y espumosas de los velatorios
galopan con sus yemas o cascos de desprecios
y soplan en el humo y el aroma
de cafés circulantes como vientos furiosos en kermeses vacías;
¡Ojo! golpean con dedos invisibles y silenciosos como olvidos.

Es obvio que nos desvestimos y entregamos
para todos los fusilamientos que desde mucho antes de Goya,
que retrataba los espantos con singularidad visceral,
ya existían aunque no hubiera balas, sólo fuego;
únicamente lenguas de llamas que lamían nuestra fragilidad
con esa royente consistencia de los festejos y las bodas

Leémos las noticias negras en los periódicos o las escuchamos
Y vemos en radios y pantallas. Con esa misma consistencia
a la Parca picando a diestra y a siniestra
la exclusiva comensal hacia la que sin duda nos ofrecemos.-



Amílcar Luis Blanco.  ( "Pinturas negras" de Francisco de Goya y Lucientes)