Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 6 de julio de 2013

Me dejas hueco, ardiente en la penumbra























Me dejas hueco, ardiente en la penumbra,
crepitante, cual leño contra el viento,
fogosa en los rincones de mi aliento,
tu llamarada súbita me alumbra.

¿Eres acaso el fuego que deslumbra,
la luz inagotable, el claro asiento,
aún fugaz, sustancia y sentimiento,
que me consume al tiempo que me encumbra?

En tu fulgor hay algo que me herrumbra,
me avejenta u oxida, hay un fermento
de henchida sombra fiera y acostumbra

sucederme después que te frecuento
Acaso porque mi alma te columbra
e intuye en ti la uva y el sarmiento.

Amílcar Luis Blanco. ("Apuntes del natural" por Oswaldo Guayasamin)