Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

jueves, 25 de julio de 2013

Una sal, una sed, una lágrima...
























He besado
un grano de sal,
una gota de sed que se expandía,
era sed de ella y entonces,
por tenerla lejana,
he llorado
solamente una lágrima.

Aquella sed quedó
inundada en mi lágrima
Ahora únicamente titila
como una estrella lejana.
Se que lo hace por respeto hacia mi
¡Qué loco, qué locura!
Una sal, una sed, una lágrima
y por fin una estrella
y un respeto hacia mi saliendo de ella.

Amílcar Luis Blanco (Obra pictórica de Rossina Bossio)