Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 30 de junio de 2014

Al borde del abismo


Esa señora duda, me parece,
duda su esplín, se aburre, está en el limbo,
en ese limbo donde todo pasa
mezclado a lo inefable,a lo infinito,
al borde de un abismo que cerca sus maneras
y rodea sus volúmenes con volutas de ilusión.

Esa señora en el portal del día
iluminada por la luz sonríe, está larvando
su propia irrealidad, su mariposa,
la que visitará párpados y pétalos de herrumbres
sin sospechar los tiempos del cansancio
aguardándola al cabo de trampas y silencios.

Esa señora muerde su nudillo de sombra
y en su ahora le pasa inadvertido
por qué en esa colección de soledades
que su espectro  desliza en corredores,
paralelos a ella e invisibles,
la pintura  de su alma está desnuda.

Y sus ojos se caen enceguecidos
de tanto ver sin ver el tiempo y el abismo
en la farsa o la fiesta cotidiana,
hundidos en la alegre taciturnia
de las poses ínfimas, analgésicas,
las opíparas suertes del confort aparente.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Luana Sacchetti)