Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 6 de diciembre de 2014

BASTA DE OBEDECER A TANTA MUERTE




Van a fusilar
a un hombre que tiene los brazos atados.
Hay cuatro soldados
para disparar.
Son cuatro soldados
callados,
que están amarrados,
lo mismo que el hombre amarrado que van
a matar.


 FUSILAMIENTO - Poema de Nicolás Guillén 

Basta de obedecer a tanta muerte,
¿después de tanto duelo, tanta sombra,
quién podría sentir que no lo nombra
la bala o el puñal; la estigia suerte?

Quiero decir, mezclados con lo inerte,
esa nada total que nos asombra,
¿podemos aún creer el suelo alfombra
o polvo antes humano, vivo y fuerte?

Digo, desde la luz , desde palabras,
dejémonos de ser los inocentes,
de mantener el trote de las cabras,

obedeciendo órdenes lunáticas y urgentes
que arreando nuestros miedos en paradas macabras
nos hacen asesinos y víctimas ingentes.


Amílcar Luis Blanco ("Los fusilamientos de mayo", pintura de Francisco de Goya y Lucientes)