Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 24 de diciembre de 2010

Poema para don Pedro Baez, cubano hasta la médula.

Llevas a Cuba en tus pies,
cimbreándote en la cintura,
la miras en lo que ves,
sitiando tu calentura.

Llevas a Cuba.

Quisiera estar en la Habana,
caminar su malecón
y conocer sus muchachas
pensando en José Ramón,
aquel que en "batas, bachatas,
a los turistas a gatas
y a los nativos también"
según Nicolás Guillén,
"cantaba liso, muy liso,
pa que lo entendieran bien.

Quisiera don Pedro Baez
ser cubano como usted
para poder ver la luna
del caribe alguna vez
y que mis poemas guarden
algún ritmo de bongó
y que se muevan mis piernas
y transformado en danzón
bailen con una cubana
que tenga risa de arroz.

Cuba rumba en su poema,
rumbea,
amigo don Pedro Baez
y pelea,
y transpira mucho tema,
rodeada de sol y mares.

Amílcar Blanco