Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 30 de agosto de 2014

HOY ME HA DOLIDO EL DIA

El caminante sobre el mar de nubes de Casper David FriedrichHoy me ha dolido el día casi tanto

como a un preso solitario tras las rejas
puede dolerle un día.
Ese hombre que sospecha su luto en el ocaso
porque el reflejo de la luz se apaga
dentro de su cubículo de sombra.
Quizás me ocurra porque sienta los seres que hay cayéndose,
sufriendo, derramándose, vaciándose de ubicuas alegrías
como un agua que se volcara sin remedio
desde un lago partido por un sismo
que se sabe dejará tan sólo una cicatriz en la piedra.

Hoy el día se ha propagado como un corte.
Ha rasgado el decoro, el doméstico gozo,
se ha vestido de adiós como un niño inocente,
puro en su trajecito de domingo.
Hoy el día  ha pesado como un trasto amarillo,
cargado a mis espaldas.
Se ha detenido el viento debajo de las puertas
y ha reptado el silencio como si fuera su hijo
por parques y canteros.
Hoy el día me sabe
a una ilusión de niebla vaporosa, blanca en su luz,
absurda en sus modales casi humanos.
Si dan ganas de abrirlo y derribarlo
contra bloques de azules despejados.


Amilcar Luis Blanco ("El caminante sobre el mar de nubes" de Casper David Friedrich)