Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 15 de mayo de 2015

TU CLARIDAD (A la Señora Nélida que nos cuidaba de niños, a mi y a mis hermanos)

En la noche recuerdo tu oscura tez, mis miedos,
esas tus manos dadas al trapo y a los días
que con  roja pintura esmaltabas y uncías
a sus uñas rubíes que enjoyaban tus dedos.

Tu ceño discutía con pujantes denuedos
contra la usual tristeza,  afanes y porfías,
iluminando a veces hasta las melodías,
las zambas y los tangos, los rezos y los credos.

Tu claridad embestía como toro en los ruedos,
luchaba contra  nieblas y sombras y apatías,
edificaba puentes, desmadejaba enredos.

Claridad de azucenas cuando nos sonreías.
Faro desde tu frente, tus grandes ojos quedos;
callada luz de tu alma en las aguas sombrías.

Amilcar Luis Blanco (Oleo sobre tela de Antonio Berni)