Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 22 de junio de 2011

Hija de la esperanza.-


Para mi tu mirada quebró sombras,

senderos y distancias

Aguas de luz en pómulos y frente,

patinaron sus ansias.

Adioses y caricias mezclados con delfines

que a mares de delicias escapaban

de tristezas amargas.

En tus ojos de miel, auroras con mohines

de padres asomados a tu cuna

aliviaban sus cargas

de dolores y penas y aflojaban trajines

en tu sonrisa rauda de princesa emoliente,

recién llegada al mundo, toda boca de beso,

surtía la alegría su diamantina fuente

y la aurora se abría con tu primer bostezo.


Amilcar Luis Blanco