Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 22 de junio de 2011

MI NIÑO MARINERO


Hijo del mar,hijo del cielo,
mi niño marinero.
En el aura de tu piel
yace una sierpe dormida,
serpiente de mar y fuego,
de espuma envuelta en candela,
mi boca no se resiste
y la besa con cautela.
Niño de mil azucenas,
el que duerme a la serena
sobre la arena encendida
en brasas que la devoran,
ven esta noche a mi lecho,
antes que despunte el alba,
que una corona de rosas
prenderé sobre tu alma.
Niño de mis entretelas,
el que golpea mis sienes
con el martillo infinito
del amor que va y que vuelve,
reposa sobre mi pecho
tu testa orlada de flores,
que colmaré con amores
tu hambre y tu sed de viento.
Niño hermoso del sur,
el de espalda perfumada
de salitre y caracolas,
que los mares siempre traigan
a mi recuerdo tu imagen,
la esbelta efigie del héroe
de una tragedia troyana.
Hijo del mar, hijo del cielo,
mi niño marinero...

Mayte Dalianegra.

MAYTE DALIANEGRA.- Ella ha dicho de sí misma: "Acerca de mí
Viajera incansable, pintora vocacional y aficionada a la escritura, amante de la literatura, el arte, la historia, el cine, la música y la cocina" Agrego yo: Gran Poeta y antóloga asturiana. Este es uno de los tantos poemas en los que muestra su aguda sensibilidad, su exquisito buen gusto, la autenticidad profunda de su hondo sentido poético en el que predomina una sensualidad expresiva muy particular unida a una erudición envidiable en mitología, historia y artes plásticas. Es una de mis poetas de hoy más admiradas, sobre todo porque es heredera de una tradición poética a la que no renuncia pese a la actualidad de su lírica siempre rica y original.