Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 25 de junio de 2011

Esperarte


Esperarte así, sin cesar,
desnuda la esperanza
del latido de ti hasta mi garganta;
entre llegada y despedida
torna ternura la tortura;
fortalece mi muerte hecha de ausencias
hondas como la vida.

Tendido en la tiniebla junto al día
Cuido tu amanecer y tu partida

Aún cuando en la luz
te espere inútilmente.
Contra lo que me dicta la experiencia.
Contra lo que me dice la templanza.
Contra lo que razona la consciencia.

Apasionadamente,
ardiéndome las manos entre la helada sombra;
hija del mar, desnuda entre la arena,
esperaré tu cuerpo y tu melena
para sumirme bien salvajemente
en su espesura atroz de selva buena.

Amilcar Luis Blanco