Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 12 de junio de 2012

ESTABA



Hay sombra y corazón en esta tarde
de reunidas ausencias y fantasmas
en la que me busqué sin encontrarme.
Ya no estaba con nadie.

Ni siquiera conmigo.
Estaba en tus palabras, quizás,
o en tus silencios.
Más cómodo, confieso,
en estos últimos.
Estaba en el sonido de los trenes,
que llegan y se van
y son ausencia y a la vez distancia.
En los que van al nunca o al jamás,
los que sueñan sin Dios
y están absortos
contemplando la luz de una palabra.
Estaba, se que estaba.
Porque, ahora,
me tiemblan las pupilas de no verte.


Amílcar Luis Blanco  (Obra en homenaje a Oswaldo Guayasamín de Lisandro Orozco)