Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 22 de enero de 2011

Para la Dalia Negra (Poema dedicado a Mayte Dalianegra, excelente y refinada poeta)

A mi me gustaría por el lujo de disfrutar tus dones
visitarte en los sitios de luz por los que pasas
de mil y muchas más habitaciones.
Andar sus galerías y terrazas,
sus hondos, comodísimos salones
y sus cosmogónicos balcones
Oír las lentas cuerdas de guitarras,
las tripas gemidoras de chelos y violines
Y ver cuerpos y talles y viñadoras parras,
paisajes cincelados y eglógicos confines,
hombros ebúrneos, muslos agresivos,
brazos, senos y sombras, soportales
de alcobas con rubíes ojos vivos
y mordazas sanguíneas y labiales,
trenzadas en abrazos y besos obsesivos

¡Qué lujo! ver el tiempo clarear en sus rincones,
ver sillas con estambres, espejos y almohadones,
Los cuadros que pintaste, con manos enchastradas
de colores y pastas, sueños y pinceladas.
Y un lujo que tus ojos marrón verde, melados,
golpéen mis miradas con sus luces cordiales,
quiebren líneas y círculos, perdones y pecados
batiendo en mil colores sus sombras espectrales.
Después en el ocaso tiñéndonos rosáceos
Sentar bajo glorietas nuestros tibios espacios
Y hablar como si fuéramos Armando y Margarita
Reviviendo por siempre su Traviata y su cita