Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 7 de octubre de 2011

LA CACHILA

La pequeña cachila cae y canta,
hace el vuelo nupcial,
y por la flauta fiel de su garganta
echa un gemido lento de violines
con pulsación de piano en los confines,
de piano cenital,
alargando remotos serafines
Y deja un rastro de ilusión fatal

Le silbo a la cachila porque siento
Una mujer de sombra que se va
Fiel y leal, de puro sentimiento
atrapada por siempre en el compás
¿Habrá tenido Arolas una novia
que lo amó hasta el final
y no pudo sacársela a la Parca?
Hay un ritmo de luto y nos agobia
en el piano fatal
y violines que gimen porque abarcan
una rara ecuación de irrealidad.
El vuelo de una mórbida cachila
Que acuchila los cielos sin cesar


Amílcar Luis Blanco