Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Nunca te haré sufrir porque me llevas...


Nunca te haré sufrir porque me llevas
en la hondura silente de tu sangre.
Y a la vez mis silencios te incorporan
y en mis soledades me acompañas.
El durazno jugoso de tu boca,
los turgentes, volcánicos volúmenes,
de tu cuerpo que abrazo cuando sueño,
se parecen a un alba crecedera
dentro de un paraiso de arenas tibias,
aguas transparentes y jardines
de exóticas orquideas.

"Nunca me harás sufrir" porque tan sólo
de haberte conocido, haber traspuesto,
la entrada de tu día inacabable,
me siento acompañado por tus ojos
y tu boca que siempre me sonríe.

Ya quererte es la suma de bondades
para que nunca sufra hasta mi muerte
porque hasta mi, sin duda, como ninfa
o sirena,
nadas todas las noches en mis sueños
y en mis vigilias todas las jornadas.

Mi corazón por siempre está contigo
y no se agota nunca de esperarte.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Gustavo Klimt "El beso")