Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 1 de noviembre de 2011

"VOI CHE SAPETE..."


Uno pone las ganas para que el cuerpo aguante.
Uno pone la gracia y la paciencia,
la constancia y el miedo y lo distante
de la esperanza en opus de conciencia,
para que el cuerpo aguante y la apariencia.
Uno pone el aguante hasta las ganas,
Hasta que no da mas de tanta ausencia
Desflora afiches, rompe nimiedades,
Atraviesa paredes y nirvanas
Sueños, risas, escrúpulos y edades
Calles, fantasmas, puertas, ansiedades,
Y se prepara raudos tes de angustias
Y deglute entre migas informales
sus propias carnes cada vez más mustias.

“Voi che sapete che cosa è l`amore…”

¿Amor será pregunta que pregunta,
dentro de su acendrada maravilla,
por un camino que la niebla adjunta
a otros seres que encarnan nuestra orilla
y van a nuestro lado e interpelan
nuestra aptitud para halagar sus roces?
¿Y serán nuestros párpados que velan,
interrogantes, duelos, raudos goces,
cegueras, mancaduras, lo que exalta
al amor para darnos lo que falta?
Nunca somos completos, no acertamos
a querernos desnudos, sin esquemas,
ebrios de escrúpulos nos disipamos
en alcoholes y humos y problemas.
Caminamos las vidas vacilantes
por asfaltos, veredas, plazas, vamos
sin acertar, para apagar las penas,
en sentar nuestros ánimos errantes
para echar soledades y condenas
de nuestras psicopáticas cadenas

“Voi che sapete che cosa è l`amor…”

Uno pone las ganas, pone el celo
hasta que el cuerpo estalla por amor
y el corazón se vuelve terciopelo
sin sangre, ni premura, ni calor.

Amílcar Luis Blanco (Pintura de Daniel F. Gerhartz)