Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

lunes, 10 de marzo de 2014

¿Cómo llega la niebla . . .?






¿Cómo llega la niebla reptante a la sentina?
¿Y el cielo a la calzada y el otoño al cemento?
Si tus manos se cruzan sin ningún miramiento
sobre ese gris de luna y de humo con morfina.

Esos ojos de acero congelan hasta el viento
y ese cobre sangriento de la melena afina
labios candentes hechos de un vuelo que declina
y un cuerpo en porcelana de liso movimiento.

El primoroso vello, cobre y luz, guarda fina
la hendidura sexuada del pubis y el acento
pone en los muslos  alas de muda serpentina.

Los senos se levantan apenas, en colina
y hay opacos rubíes en sus cimas. Me siento
transportado a lo eterno del suspendido aliento.

Amilcar Luis Blanco  ("Desnudo" por Harold Muñoz)