Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

martes, 18 de marzo de 2014

LLUVIA DE OTOÑO





Era el dolor, el cuerpo, la madera,
la gota sobre el légamo sonoro,
sobre el quebracho seco del durmiente,
sobre el acero gélido del riel, en los balastos.

Era ciudad en resbaladizas llamas
teñidas de reflejos gualdas, rojos,
ocres, cobaltos, incendiados frentes,
ventanas y cristales augurales.

Era la sangre en cruz bajo la lluvia,
gotas en el espacio del silencio,
en el raído escándalo encharcado
de la grisácea luz que dan las nubes.

La humedad corroyendo lo salvaje,
líquida, insostenible,
desmayando al vacío en su caída,
escabulléndose sin pausa en los rincones.

Era la luz del cielo cenicienta
contagiando el herrumbre en la hojarasca
debajo de los álamos y sauces.
El aire desnudándose y temblando.

Amilcar Luis Blanco (Pintura de Leonid Afremov)