Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

sábado, 8 de marzo de 2014

EL ABRAZO





















No abandones señora mis palmas que te cogen
en toda la intemperie que tu cuerpo suscita,
ni el abrazo que absorbe tu soledad infinita
donde el miedo se arruga y sus nieblas encogen.

Porque estás en mi abrazo como recién nacida,
hecha magma, hecha lodo y en la herrumbrada especie
que nos toca habitar no hay nada que se precie
tanto como el amor curándonos la herida.

Amor, si eres sollozo no seas embestida
abandónate al pecho oferente, a la vida,
porque el candor alumbra, instila su sentido

como en la flor la luz mantiene su estallido.
Abrígate señora y entrégate y enciende
mi calor pues tu ausencia lo apaga y lo sorprende.

Amilcar Luis Blanco ("El abrazo" oleo sobre tela de Adriana Mendoza)