Google+ Badge

Google+ Followers

Seguidores

Translate

viernes, 7 de marzo de 2014

Confesiones de un tahur


















¡Qué frágil soy, frágil, también huidizo,
vulnerable, fatídico. La débil argamasa
de la ilusión arma mi escaso hechizo,
me mantiene andariego por la calle y la casa.

Viene barro a mi mano y a mi boca.
No la limpia textura de la piedra en la brisa
sino la desazón de la hiel en la copa,
una garúa insomne desde un cielo de tiza.

El azar trae a veces el beso, la caricia,
de un amor de baraja donde crece una flor
y cuando se deslíe enfrento su malicia,

sigo el juego, sonrío y trago mi dolor.
Secretarias de luz con alas y banderas
celebran pormenores y encienden mis ojeras.

Amílcar Luis Blanco ("El tahur" por Georges de La Tour - Museo del Louvre)